[ad_1]

Odubel Herrera tuvo una conversación con Mike Schmidt, aceptó la disculpa que le ofreció el miembro del Salón de la Fama y volvió su atención a tratar de reencontrarse con su forma de Todos Estrellas de la Liga Nacional del año pasado.

“Los respeto como jugador, sé que es uno de los grandes de Filadelfia, pero estoy en desacuerdo con el comentario que hizo”, dijo Herrera a los periodistas antes del juego del martes en Atlanta.

Temprano en el día, Schmidt dijo que no cree que Hererra sea el tipo de jugador alrededor del cual los Filis de Filadelfia puedan construir su equipo.

“Mi respuesta honesta a eso es que no por un par de razones”, dijo Schmidt a la emisora SportsRadio 94WIP .

“Primero que todo, es una barrera de idioma. Debido a eso, pienso que él no puede ser un tipo alrededor del cual se sienten cuatro o cinco jugadores estadounidenses a hablar sobre el juego. O intentar aprender sobre el juego o discutir las interioridades del juego. O venir donde alguien a decirle, ‘Oye, tienes que correr ese batazo'”, agregó.

Debido a la ola de críticas que de desencadenó lo que pareción ser una declaración discriminatoria, Schmidt mandó un documento a la prensa aclarando sus comentarios.

”Todo lo que dije fue que la barrera idiomática que él enfrenta ahora le dificultaría ser un líder del equipo. En el futuro, cuando aprenda a comunicarse mejor, puede convertirse en lo que él quiera”, dijo Schmidt, un antesalista 12 veces Todos Estrellas que ganó tres premios de Jugador Más Valioso y nueve Guantes de Oro en 18 años con los Filis.

Los comentarios de Schmidt ocurrieron exactamente después que Herrera consiguiera su segundo partido consecutivo de tres hits, incluyendo un jonrón, y su tercero con dos o más hits y dos o más carreras impulsadas, por mucho, su mejor momento de la temporada.

“De verdad que es algo decepcionante, escuchar algo negativo de una persona, un día después de un gran partido”, dijo Herrera, quien batea .243 con cinco cuadrangulares, 19 dobles y 23 carreras impulsadas en el 2017.

“Gracias a Dios habló conmigo. Fue una conversación provechosa y todo está bien. El me dijo que no fue algo tan grande como pusieron en las redes sociales”, agregó el venezolano.

Herrera, de 25 años, batea .283 con 25 jonrones y 45 bases robadas en 360 partidos con los Filis desde el 2016. La temporada pasada fue convocado a su primer Juego de Estrellas y fue uno de los tres finalistas al Guante de Oro entre los defensores del jardín central en la Liga Nacional.

“Tengo que enfocarme en cosas más importantes. Debo mejorar mis números y ser mejor pelotero”, dijo Herrera.

[ad_2]

LEAVE A REPLY